De Linchamientos y otras soluciones mágicas


Se sabe que los medios instalan temas y hoy por hoy “el tema en cuestión es la inseguridad” y lo que para algunos es una consecuencia de ello el otro tema es “los linchamientos por parte del ciudadano común al delincuente”.

Este “fenómeno” ya se cobro una vida en Rosario y esta reacción ante la ineficacia de las fuerzas policiales parece crecer en efecto dominó, principalmente por las redes sociales donde genera polémica y debate.

¿Está bien o está mal? Si los delincuentes nos matan, y nadie nos cuida, eso ¿nos habilita a tomar cartas en el asunto?.¿Hay que combatir la delincuencia transformándonos en delincuentes?. ¿Retrocedemos como sociedad  o es la única que nos queda para defendernos?

Desde estas líneas planteo una postura muy personal, es que creo sinceramente que no se debe llegar a la barbarie. Casos extremos como el de patearle la cabeza a alguien como si fuera un festín de venganza, porque esto solo lleva a transformarnos en delincuentes, a convertirnos en algo que no deseamos, y que en definitiva es un delito.

Me preocupa el rol que tienen los periodistas y el poder de propagar esta idea desde los medios de comunicación o redes sociales como una última solución a la “sensación de inseguridad”.

Está claro que los gobiernos de turno han demostrado ser completamente inútiles en materia de políticas públicas de seguridad. El Estado está en deuda con los ciudadanos y nos debe la puesta en marcha de acciones concretas y no meras reacciones ante la falta de seguridad que crece y se propaga día a día.

Insisto, me preocupa y mucho lo que está pasando, pero ante estos hechos conviene frenar y parar la pelota para preguntarnos en que nos estamos convirtiendo.

No puedo dejar de lado, lo que a los ciudadanos nos tiene hartos y es que en  este país los ladrones entran por una puerta y salen por la otra. Y esto indigna y lleva a muchas personas a pedir correctivos a los delincuentes, y en definitiva a la justicia por mano propia ante tanta injusticia imperante.

Observar estos cuadros dantescos donde la gente grita que hay que matar al ladrón, con rostros enfurecidos, mujeres llorando y personas que hacen fila para patearle la cabeza al delincuente tirado en el piso. Frases tan fuertes como el “Mátenlo así no jode más” va a parecer una frase cotidiana. En serio, ¿está todo tan mal como para acostumbrarnos a esto?

Uno puede reaccionar y accionar de acuerdo a lo que sienta y crea, desde mi punto de vista pienso que si el ciudadano común toma la justicia por manos propias, en vez de llegar a soluciones concretas, solo estará legitimando la violencia. La delincuencia no se puede combatir con mas delincuencia. Y de algo estoy seguro, esto no nos llevara a ningún buen lugar.

Pero la bronca también me puede, y exijo que los responsables se hagan cargo de una buena vez, ya que es la única forma de que la seguridad deje de ser una utopía y la inseguridad deje de ser una realidad para los argentinos.

Insisto, los medios de comunicación también deberían analizar su mensaje y las formas de difundir estos hechos para que no se transforme en una moda de imitación.

La justicia por manos propias, las campañas de comunicación que emplean oficialistas y opositores solo nos demuestra que algo estamos haciendo mal como sociedad.

 

@Demianediaz

Comentarios

Ultimo Momento