“Rodolfo traslada a sus negocios valores personales que contagia a los involucrados “


20 HISTORIAS DE LIDERES Y EMPRENDEDORES

10. Rodolfo

Hace 10 años atrás me dijo: “tenemos que desarrollar este equipo, es lo que la industria farmacéutica implementará de acá a 5 años”.. La pegó!!! Uno dice: bueno, tenía un dato, lo aprehendió y tuvo suerte.

Hace 5 años atrás me dijo “tenemos que desarrollar esta tecnología, es lo que la industria farmacéutica implementará de acá a 5 años”. La pegó!!.. La pegó?…

Hoy, 2016 es parte de un proyecto multidisciplinario y global que dará que hablar en los próximos años.

Es incompatible lo que uno ve de Rodolfo con lo que uno puede contar de él. Su humildad es una característica poco común de un genio de la automatización industrial (vale aclarar que genio según la Real Academia Española significa: “Capacidad mental extraordinaria para crear o inventar cosas nuevas y admirables” y nada tiene que ver con el empleo que le damos a la palabra hoy en día donde todos para otros somos genios por algo), es un científico que crea empresas y productos para “divertirse”, si, su primer gran emprendimiento, Hitec (www.hitec.com.ar ) fue fundado para hacer lo que tenía ganas de hacer: investigar y programar computadoras y todo equipo que se cruce y necesitara de la mano del hombre para funcionar.

Rodolfo y Hitec fueron mi primer cliente. En 2004 confió en mí y el desafío era grande: dejar de ser una empresa que generaba solo diversión y algunos ingresos para todos sus participantes y crear una estructura más profesional, sustentable sin perder nunca la esencia. Los resultados fueron increíbles!!. Es tan fácil trabajar con gente como él que es imposible fracasar pues todo es un aprendizaje y una oportunidad para cambiar e innovar.

Rodolfo traslada a sus negocios valores personales que contagia a los involucrados por ejemplo: todos los empleados (40 aprox.) de Hitec estudian y se capacitan permanentemente. Si, todos. Algunos completaron el secundario a pedido de Rodolfo, otros, la universidad y otros maestrías pero todos estudian y aprenden algo nuevo todos los años. Lo más loco es que no es una imposición, es un pedido hecho de tal forma que es aceptado y hasta valorado por sus colaboradores.

En cuanto a quienes alguna vez seleccionamos personal para Hitec tenemos en claro que el candidato puede que no sea el mejor en lo suyo pero debemos ver sus ojos y si brillan cuando le contamos que hacemos en Hitec, adentro!!. La pasión y el compromiso en las personas pueden más que alguien con una biblioteca llena de libros sin una gran cuota de adrenalina en su ADN.

Entrar a Hitec es como entrar a casa, si, la verdad es que así lo vivo, así lo siento. Hitec es una de las pocas organizaciones inteligentes que conozco; se reformula cada vez que lo necesita sin perder su esencia, casi sin modificar a sus integrantes pues son ellos quienes cambian, quienes se reformulan.

Hoy día, Hitec es un referente en Latino América en cuanto al conocimiento que su industria requiere. Muy comúnmente sus investigaciones y soluciones aplicadas en alguna empresa local son replicadas en alguna parte del mundo. Lo más increíble es que cada integrante es valorado en el mercado por alguna característica particular, por algo que lo hace diferente al resto pero que suma al todo Hitec.

Por qué hablar tanto de Hitec si el personaje es Rodolfo?.

Soy un convencido que las organizaciones son la base de la formación cultural. Yo creo que las universidades y hasta la familia toman los conceptos aprendidos en las organizaciones y desde ahí crean la base de la educación que transmitirán a sus integrantes. Hitec tiene un líder que no solo piensa en resultados económicos sino en crear un contexto cultural plagado de buenos valores, un contexto que no solo piensa en ganar órdenes de compra; para Rodolfo, y para Hitec, es más importante tener la confianza de los clientes, de los proveedores, de los competidores y de todo aquel que se vincula con esta empresa.

En cuanto a desarrollo empresarial se refiere, hay dos caminos bien marcados; el primero, el corto, es el que la mayoría de los empresarios buscan transitar; “yo gano siempre ya”. El segundo, el más largo, es el que muy pocos están dispuestos a recorrer: “ganamos todos, ganamos más, aunque sea más lento”. Hoy, cerca de los 60 años, Rodolfo se encuentra con las oportunidades más grandes de su carrera profesional que le permiten sentirse permanentemente renovado, otra vez empezando de nuevo y cada vez que el empieza, empezamos todos los que de alguna forma estamos involucrados directa o indirectamente con él.

Rodolfo ES el modelo de emprendedor que deberíamos conocer todos. Claro está, es más “vendible” el emprendedor multimillonario que hoy vuelve a contar sus historias de vida y como logró generar su primer millón, quizás, porque aún hay resabios de la educación de nuestros padres y abuelos donde la mayoría nacimos para ver los éxitos de los demás y hablar de ellos como si fueran propios. Para los otros, para quienes buscamos un ejemplo de vida emprendedora y personal feliz, de vida con problemas como todos pero con grandes placeres, de vida con sentido, una de esfuerzos pero con mucha diversión, el modelo es el de Rodolfo.

La imagen puede contener: 1 persona , exterior y naturaleza

 

 

@MarceloDutra.coach

Comentarios

Ultimo Momento