“Su ritmo de trabajo y pensamientos pueden resultar algo ambiciosos y provocar cambios muy dinámicos”


20 HISTORIAS DE LIDERES Y EMPRENDEDORES
12. Julián

Julián, colombiano, gerente comercial de una de las empresas de Automatización Industrial más grandes de ese país, con el cual trabajamos juntos durante un año y nos unen muchas coincidencias a saber:

Festejamos nuestros cumpleaños el mismo día, ingresamos a esta empresa el mismo día; yo como consultor el como responsable de Marketing. Nuestros hijos nacieron el mismo año, Su hijo se llama como se llamaría Esmeralda si hubiera sido varón…

Julián sabe de qué se trata emprender así y todo decidió volcarse al mundo de las organizaciones, ámbito en el que se mueve como pez en el agua.

Desde el primer momento que lo conoces puede agradar o no con sus ideas y formas de ver la realidad de las organizaciones, lo que hay que hacer o dejar de hacer. Si, pues su ritmo de trabajo y pensamientos pueden resultar algo ambiciosos y provocar cambios muy dinámicos. Esto muchas veces es visto de forma incómoda para quienes no están dispuestos a modificar nada en su cotidianeidad.

Algo que me sorprendió para bien de su gestión es la capacidad para trabajar con información. Julián no se compromete si antes no evalúa. Esto es algo que los emprendedores y empresarios argentinos mucho no hacemos (quizás porque estamos acostumbrados a que nuestras reglas de juego se modifiquen en menos de 24 horas..) pero el sí y de verdad es que es muy efectivo. A veces, para quién quiere ver resultados esto genera impaciencia, no hay acción, pero cuando empieza no para.. y así es como las giras comerciales con Julián pueden ser agotadoras: la última fue para presentar el plan comercial en las sedes de Medellín, Barranquillas y Cali en 3 días, y nada de llegar a Bogotá y descansar, no, se trabaja normalmente como si no hubieran existido cambios de temperaturas, humedades y alturas en el medio.

Julián con su equipo logró cambiar la forma en que la empresa se posiciona en el mercado frente a sus competidores y clientes y lo hizo en menos de un año. Fue sorprendente ver cómo logró que los vendedores y técnicos se alinearan a sus ideas rápidamente. Cuando analizo el porqué, es el sabido por todos pero muy pocas veces implementado: sinceridad, humildad y comprensión de la realidad de la persona sin dejar de ver lo que la organización necesita y espera.

Julián tiene la humildad para escuchar y analizar lo que le sugieren o proponen, la capacidad de analizar información, comparar con la realidad y sacar sus propias conclusiones, el temple para entrar en una discusión entre partes sin herir las relaciones personales (fundamental), la energía de los Arianos y la orientación hacia los resultados que todo Gerente debería tener.

Por qué entra entre mis 20 historias?

No está emprendiendo pero sabe de qué se trata y lo aplica. Podemos ser emprendedores dentro de una organización; un intraemprendedor no invierte su propio dinero pero entiende que para hacer crecer su presupuesto tiene que conseguir un inversor, no es el banco, es el dueño o director de la empresa a quién hay que contarle cual es el plan para hacer crecer sus inversiones…

Esto desde el punto de vista económico. Desde otro lugar, un intraemprendedor ve oportunidades, posibilidad, formas de hacer crecer y desarrollar todo su potencial y el de otros, genera contextos para él y para los demás, y hace que el entorno en el que interactúa crezca, aprenda, se potencie y se convierta en uno más sostenible, más creativo, más dinámico..

Quién no quisiera tener a un emprendedor en sus filas?..

La imagen puede contener: 1 persona , personas sonriendo , noche, puente, cielo y exterior
@Marcelo Dutra
Coach de emprendedores

Comentarios

Ultimo Momento