¿Vuelven los préstamos del FMI?


El organismo financiero vuelve al país despúes de 15 años. Medios oficialistas revelaron que le prestarían 10 mil millones de dólares al gobierno macrista.

Luego de 15 años, un titular del Fondo Monetario Internacional (FMI), en este caso Christine Lagarde, vuelve a la Argentina y se reunirá con el presidente Mauricio Macri, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne y el presidente del Banco Central  Federico Sturzenegger.

La visita se desarrollará en un momento de incertidumbre por la suba sostenida del Riesgo País y el dólar. Se espera que la titular del Fondo Monetario revise las cuentas de la Argentina y dé “consejos” sobre cómo llevar adelante la política económica.

La última vez que un director general del FMI visitó la Argentina fue en junio del 2003, en pleno default de la deuda. Así, quince años después, regresará al país un director del Fondo Monetario Internacional. En el marco de las reuniones de dirigentes por el G20, que este año se congrega en la Argentina, Christine Lagarde arribará para disertar en uno de los tantos encuentros previos a la cumbre -que será en la segunda mitad del año-.

La novedad la reveló hoy Infobae: Lagarde está dispuesta a acordar una posible línea de crédito a la Argentina, algo a lo que el país había renunciado tras el pago de la deuda con el Fondo en 2005. Infobae estimó que el Gobierno podría acceder a una línea de crédito de hasta 10 mil millones de dólares a una tasa del 4,5% anual, menor a la que hoy accede al mercado financiero de más del 7 por ciento.

Los préstamos del FMI traen un fuerte condicionamiento a los países tomadores de esa deuda, ya que al compromiso financiero de devolver el dinero los países suelen acordar condiciones para su economía como las de apertura financiera, restricción de derechos laborales y ajuste fiscal a los sectores más desfavorecidos.

El Gobierno, informa el citado medio, no vería con malos ojos volver al Fondo porque, aseguran, es más fácil refinanciar la deuda con el FMI que con los mercados financieros. Otra lectura es que comienzan a cortarse las bocas de financiamiento para el déficit fiscal que el Gobierno agrandó a fuerza de reducir impuestos.

En un documento de 2016, la entidad que presiden Christine Lagarde, que hoy llegará al país, había sugerido que el Gobierno recorte el gasto en jubilaciones. Un año después, impulsó la reforma previsional que ajustó el índice de movilidad para jubilados, pensionados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo, entre otros.

Luego, el FMI propuso que el Gobierno utilice los salarios como ancla para la inflación. Pese a que el sector privado espera un alza de precios más cercana al 20% para este año, desde el Gobierno promueven paritarias del 15% sin cláusula gatillo.

Fuente de Información: Agencia Paco Urundo

Comentarios

Ultimo Momento